Cuatro errores que debes evitar en la presentación de tu startup

Por Slidesgo hace 2 meses

Lo primero que necesitas saber para tener éxito con tu startup es que debes creer en ti mismo y en tu propia visión empresarial. Y en segundo lugar, que debes crear una buena presentación que te ayude a impulsar tus ideas y sirva de apoyo en tus conferencias.

Si necesitas ayuda con esto último, estás leyendo el artículo apropiado. Deja que te enseñemos los errores más comunes que se deben evitar para así mejorar la presentación de tu startup. ¿Empezamos?

1. No representar tu producto lo suficiente

Eres empresario y, como tal, tendrás que conocer hasta el más mínimo detalle de tu producto o servicio. Esto es primordial. Averigua cuáles son los beneficios de usar lo que ofreces al mercado.

Por supuesto, como intentas vender algo a unos posibles clientes, sería positivo investigar un poco acerca de las necesidades que tienen y cuáles son sus aficiones e intereses. Este sería tu objetivo principal: crear un producto o servicio que cumpla exactamente con lo que buscan.

Elige un diseño que te ayude a conectar con el público objetivo. En Slidesgo tenemos varias plantillas que puedes utilizar para promocionar tu startup. Veamos esta:


Te habrás fijado en que el ejemplo va dirigido a un público específico: personas que tienen bicicletas.

Si tu startup está relacionada con las bicis, elige un diseño que represente tu actividad. Crea unas diapositivas elegantes y utiliza colores que transmiten confianza, como el negro y el amarillo. Observa la siguiente imagen:


Se ve la fotografía de un hombre que está comprobando sillines. Podría venirte bien para destacar un servicio personalizado de piezas, por poner un ejemplo.

→ Descarga la plantilla Tienda de bicicletas.

2. Falta de organización

El segundo error que debes evitar a la hora de crear la presentación es el de no organizar bien tu contenido. ¿Cómo solucionarlo?

Busca un trozo de papel y escribe las cosas más importantes que necesitas mostrar en las diapositivas. Tal vez unos análisis de mercado, una sección sobre tu empresa o sobre el producto, un estudio de la competencia… Una vez que lo tengas, ordena esas ideas de manera lógica: comienza con los temas más generales y ve continuando con los más específicos.

Veamos el siguiente conjunto de diapositivas:


Si te fijas, hemos comenzado con una sección introductoria y luego hemos ido avanzando con otras secciones que van explicando las distintas partes de la empresa. Y recuerda que todo negocio depende de un equipo de personas, así que también estaría bien que dedicaras un espacio a presentar quiénes son los miembros de ese equipo.

Si además quieres exponer un problema que necesita solución, la siguiente parte debería contener la propuesta de una solución. Para este tipo de detalles, te podría valer un análisis FODA. Si quieres saber más sobre ello, puedes leer el artículo Tips para componer buenas diapositivas.

→ Edita la plantilla Pitch Deck fresia y demuestra tu creatividad.

3. Uso de textos aburridos

¿Alguna vez has oído eso de que una imagen vale más que mil palabras? Pues, en lo que respecta a las presentaciones, es totalmente cierto.

Una buena foto, ilustración o dibujo expresa mucho más que un puñado de texto. De hecho, el público estará más dispuesto a fijarse en un recurso visual que en un montón de palabras juntas.

Un error muy habitual consiste en añadir textos largos dentro de las diapositivas. Aquí tienes un ejemplo relacionado con el deporte y el ejercicio:


Workout at home template

Como ves, la diapositiva está repleta de texto. Es muy probable que el público no preste atención ni lea lo que hay en la pantalla. ¿Y si cambiásemos este mogollón de letras por algo más llevadero, con dibujos?

Esta transparencia ofrece unas indicaciones muy claras y mantiene la carga textual al mínimo. El público entenderá tu mensaje fácilmente, así que ¡prueba a usar imágenes en vez de tanto texto!

→ Ejercita tu imaginación y edita la plantilla App de deporte en casa.

Ten en cuenta también que hay más formas de representar los datos además de las imágenes o los iconos. Los colores desempeñan un papel muy importante, y son capaces de hacer que algún detalle destaque o que se distingan bien diferentes partes de la información.

Las infografías son excelentes para este propósito. Son muy visuales y, por lo tanto, fáciles de comprender a simple vista. Te recomendamos que resumas lo que quieras contar y que incluyas gráficos.


Esta infografía nos cuenta que hay cuatro pasos o acciones que se deben seguir hasta llegar al objetivo propuesto (o el comienzo de un proyecto, por ejemplo), que estaría representado por la punta del iceberg. De igual manera, los indicadores tienen distintos colores para que el público pueda asociarlos fácilmente uno por uno.

→ ¡Consigue más infografías de iceberg!

4. No implicar a tu público lo suficiente

Hemos llegado a la parte más entretenida: implicar a tu público en la presentación y hacer que se lo pase bien en tu conferencia.

Interactúa con ellos, hazles preguntas e interésate por su opinión. Si has creado una diapositiva con datos estadísticos sobre los gustos de tus clientes, ¡aprovecha esa información y contrástala con el público!

Al presentar cuáles son tus productos o actividades con mayor demanda, tus clientes potenciales que haya entre la audiencia pensarán que se les ha tenido en cuenta. A fin de cuentas, lo que quieres es ofrecerles algo que necesitan, ¿verdad?

→ Impulsa tu negocio con la plantilla Empresa de nuevas experiencias.

Prueba también a añadir elementos visuales, como fotografías, que sean capaces de evocar sentimientos y emociones.


En esta diapositiva se ve a una mujer que se lo está pasando bien. Esto evoca una sensación de libertad. De igual manera, los colores utilizados aportan un toque de relajación. Dedica un poco de tiempo a buscar imágenes que transmitan lo que tú quieres.

→ Consigue la plantilla Color del año y personalízala.

Por último, recuerda ensayar el discurso. Sonríe, mira a tu público a los ojos. En lugar de leer lo que hay en la diapositiva, sé natural, habla con la audiencia. ¡Y, por supuesto, practica una y otra vez, ya que la práctica hace al maestro!

Ya hemos visto cómo puedes hacer que tu presentación tenga un mejor aspecto si evitas los errores más comunes. Si conoces a tu propia empresa y a tus clientes, organizas el contenido bien y haces un discurso que implique al público, ¡el éxito estará a tu alcance! Visita Slidesgo para encontrar todas las plantillas que necesites.

Por Slidesgo

Compartir:

Comentarios