5 elementos que toda invitación debe incluir

Al llegar la primavera acaba el frío, llega el buen tiempo y las calles se llenan de vida. Es la estación perfecta para celebrar. Por eso, nuestras agendas se llenan de eventos, celebraciones y fiestas. Si es tiempo de celebrar, hay que invitar. Y no podemos obviar uno de los elementos fundamentales de dichas efemérides: las invitaciones.

A todos los diseñadores nos llegan propuestas para diseñar invitaciones y es una buena forma de empezar a hacerte un nombre en el mundo del diseño, probar tu habilidad y engrosar tu portfolio. Pero para ello, es interesante conocer qué elementos debe llevar una buena invitación antes de saber cómo debe ser.

5 elementos informativos en una invitación

Elementos informativos en una invitación

La estética en una invitación es fundamental para llamar la atención de nuestros invitados, pero como siempre, el contenido es el rey. Debemos entender que una buena invitación, además de ser objeto de colección, debe servir a nuestros invitados para tener toda la información del evento. La información que debe llevar depende del evento en sí mismo, pero al menos debería incluir lo que se conoce como «Paradigma de Laswell» o «la teoría de las 5W», por sus siglas en inglés:

Qué (tipo de celebración); Quién (persona o institución que organiza el evento); Cuándo (Fecha y hora); Dónde (Nombre y dirección del lugar, tanto si es un evento online como físico); Por qué (motivo del evento) y Cómo (si hay código de vestimenta, si puedes ir acompañado, la forma de confirmar asistencia o comunicar ausencia, etc…)

Cómo jerarquizar la información de una invitación

Jerarquía de información en una invitación

Una vez sabemos qué información debe tener, es importante saber cómo jerarquizarla en función de la importancia de la misma. Todo diseño debe tener al menos 3 niveles en su jerarquía, en el nivel uno estará la información más relevante y debe ser el elemento más visible en tu diseño; En el nivel dos se agrupa la información relacionada y el uso de la tipografía debe guiar a los espectadores a las diferentes partes del diseño para ayudarlos a navegar a través de él con facilidad. Finalmente, el nivel tres debe ser fácil de leer y creativo ya que el tamaño de la fuente será algo más pequeño.

Además, hay otros elementos que ayudan a la jerarquía. Como por ejemplo, el uso de un par de tipografías con contraste o, en el caso de usar más, asegurarnos de que se usan con coherencia y se combinan de forma armónica y adecuada. Usar el color de forma asociativa; cambiar de peso y grosores las diferentes tipografías, o usar los espaciados para «acercar» o «separar» información son otras de las técnicas que nos ayudarán a destacar la información más relevante.

En cuanto a la forma de realizar la invitación, hay tantas formas como la imaginación permita: desde invitaciones tipográficas donde el diseño lo marca la propia jerarquía de la información y la riqueza visual de las tipografías, pasando por las invitaciones troqueladas o hechas a mano, hasta las invitaciones enriquecidas con ilustraciones. Las posibilidades son infinitas.

Diferentes tipos de invitaciones según temáticas

invitaciones temáticas

Una vez que ya tenemos claro qué queremos decir y cómo debemos hacerlo, recuerda que tendrás que mandar las invitaciones al menos dos semanas antes del evento, o en el caso de bodas, un par de meses antes del mismo, para que tus invitados puedan marcar en rojo ese día en sus agendas y calendarios. Además, es una buena idea enviar un save the date digital antes de la invitación formal, para que los invitados puedan organizarse con tiempo.

En Freepik te ayudamos a encontrar todo tipo de recursos referentes a invitaciones, y en estas fechas, te sugerimos contenidos tan recurrentes como las invitaciones a fiestas de graduación, de la primera comunión, o de bodas, entre otras. Además, si lo prefieres, podrás editarlas online en una poderosa herramienta como Wepik.

Amor eterno al papel. ¿Cuál debemos elegir?

Finalmente, si queremos imprimir y que nuestra invitación sea objeto de deseo de todos los coleccionistas te recomendamos elegir un buen papel. En función del tipo de impresión podremos elegir entre offset, si vamos a realizar una impresión doméstica o menos profesional; estucado o con poca absorción de tinta; o verjurado, con un acabado más profesional y con la posibilidad de elegir entre diferentes texturas, colores, sensaciones al tacto, etc…

Y si te encanta tanto como a nosotros el mundo del papel, tendrás que echarle un vistazo a las maravillas que hacen desde las diferentes fábricas de papel con sus múltiples colecciones de papel desde Fedrigoni y Arjowiggins, hasta Gmund y G.F. Smith. En sus catálogos podrás encontrar inspiración y convertir tu diseño en una obra de arte.