Wall Street, Memes y NFTs

Por Nico hace 3 meses

Quién hubiese dicho que contenidos random, hechos en plataformas online, como wepik, o cualquier otra, podrían transformarse en productos vendidos por miles de dólares como NFTs.
Solo un grupo de personas vieron que en el mundo de los memes había un negocio por explotar, y aquí te contamos un poco cómo funciona todo.

¿Cómo empezó la historia?

Dissaster Girl NFT Illustration

Hace apenas unas semanas, unas noticias le abrieron las puertas a miles de generadores de contenido hacia el mundo de la monetización de contenidos.

Solo unos días atrás, “Disaster Girl” (seguro lo conoces como este meme) fue vendido por $USD 500.000. Ahora la chica que antes sonreía por ver una explosión, ahora sonríe por ver cómo explota su cuenta bancaria. 

Previo a esta noticia, el Nyan Cat (un vídeo viral que en el 2011 invadió todas las redes, mostrando a un gato fusionado con una tostada, volando por el espacio), fue vendido por $USD 580.000 marcando dos hitos.

Por un lado, para su creador Chris Torres quien de pronto se hizo con más de medio millón de dólares (hay que tener suerte para despertarse medio millón de dólares más rico ¿no creen?), y por otro lado, para los creadores de cualquier tipo de contenido online ya que, gracias a los NFTs, se les abre un nuevo mercado y la posibilidad de ganar dinero con absolutamente cualquier producción.

¿Cómo funcionan los NFTs?

La sigla significa Non Fungible Tokens, un tipo de token criptográfico, activos digitales que podemos ver pero no tocar y que, lo más importante, podemos vender y comprar. Debemos aclarar también que, así como el oro vale porque mucha gente los considera valiosos, los NFTs adquieren valor cuando distintos usuarios se lo adjudican. Básicamente, es lo mismo que sucede con las estampillas, que aumentan su valor porque diferentes personas los coleccionan.

Las características más importantes de los NFTs:
-Son permanentes.
-No pueden replicarse.
-No pueden falsificarse.
-Puede comprobarse su autoría, o mejor dicho, a quién pertenece.

Uno se preguntará ¿cómo puedo adjudicarme la autoría de un gif, si lo usa todo el mundo sin pagarle nada a nadie? Pues bueno, gracias a los blockchains (una tecnología que existe desde hace más de 30 años) básicamente se puede hacer un rastreo del uso de un contenido, con lo cual se puede llegar al original.

Los blockchains nos permiten detectar si el NFT es una versión diferente de otro, quiénes los han modificado e incluso nos permiten llegar al producto original, todo gracias a un rastreo de código.

Así, se le abren las puertas a todos los generadores de contenido para comercializar sus producciones de una nueva forma. 

Compartir una foto, crear una ilustración, un logo, una presentación, cualquier tipo de contribución que puedas hacer en las redes, pueden transformarse en un ingreso extra.

¿Dónde se pueden aprovechar los NFTs?

Dicen que si existe, alguien lo quiere comprar y alguien lo vende. En internet funciona de la misma manera. Por eso, los lugares donde se pueden aplicar los NFTs cada vez son más variados. Estos son solo algunos ejemplos, pero de nuevo, mientras pasa más tiempo, más mercados aparecen.

-Arte Digital
Como vimos en los ejemplos anteriores. Cualquier creador de contenido que genere una pieza (los memes entran en esta categoría), pueden comercializarlas.

-Coleccionables
Así como existen coleccionistas de cartas o de estampillas, existen también los coleccionistas de elementos digitales.

-Videojuegos
Dentro de ciertos juegos (la mayoría en línea), se pueden comprar objetos. Estos pueden ser NFTs.

-Deportes
Cuando por ejemplo un equipo de cualquier deporte crea un video para sus redes, está generando un contenido original. Como tal, estos pueden venderse como NFTs.

Prácticamente, en cualquier ámbito de internet, puede ser un mercado para NFTs. Dicho de otra forma, cualquier material digital creado, puede ser ofertado y vendido.

Otras ventas famosas de NFTs

Nyan Cat Illustration

A las ventas del “Disaster Girl” y el Nyan Cat, se le suman:

-La actriz Lindsay Lohan quien vendió como NFT una foto de su cara por $USD 17.000, al poco tiempo fue revendida por $USD 57.000.
Un gif de LeBron James por $USD 100.000.
Un tweet de Mark Cuban (inversor de los Dallas Mavericks) por casi $USD 1000.
”Hairy”, un clip animado con una canción del dj Steve Aoki, por $USD 888.888.

A decir verdad, hay memes que han dejado su huella en la historia de internet. Para ti ¿cuál debería ser la próxima gran venta? ¡Déjanos tu comentario!

Por Nico

Compartir:

Comentarios