Hablemos de iconos icónicos

Nadie puede negar que la tecnología ha conectado al mundo entero, por eso, es lógico que más allá de un idioma, necesitemos algún tipo de elemento que nos ayude a entendernos. Ahí es cuando salen a escena los iconos. Con pequeñas representaciones visuales podemos entender intencionalidades e incluso funcionalidades. Pero ¿por qué sucede que con ver un dibujo que no se parece en nada a un corazón, entendemos que a alguien le gusta lo que hayamos mostrado? ¿Por qué, cuando pensamos en compartir, aparecen tres pequeños círculos conectados por dos líneas? ¿Cómo hicieron estos pequeños elementos abstractos para entrar en nuestra vida cotidiana y llegar a ser conocidos en todo el mundo?

¿Qué es un icono?

Los iconos son, imágenes que representan tanto ideas como objetos para que sean entendidas por distintos grupos de personas.
Se pueden hallar en infinidad de lugares, ya que nos han acompañado desde el inicio de nuestra historia como humanidad.
De hecho, los primeros iconos fueron encontrados en el antiguo Egipto.

Muchos siglos después, los iconos cobraron valor en el mundo por la importancia de la señalética. 

¿Qué es la señalética? 

Si bien no tiene una definición puntual, podemos decir que es una técnica de comunicación que combina el uso de íconos para informar y brindar instrucciones a un grupo de personas. Esto nos permite convivir bajo un mismo grupo de reglas. Por más que no compartamos el mismo idioma, al ser sistemas iconográficos, podemos comprenderlas a nivel visual.

¿Cuáles fueron sus inicios?

Como vimos, ya en el antiguo Egipto se pudieron ver iconos por primera vez. Pero, a lo largo del imperio romano, se empezaron a ver los orígenes de la señalética, ya que  estos sistemas se utilizaban para marcar lugares. Ofrecían información de distancias y direcciones hacia los poblados.

Un dato interesante. En el S.XV, en Alemania, quienes quisieran vender cerveza estaban obligados a exhibir un cartel aclarando su carácter comercial. Estos fueron los inicios de nuestras tabernas y pubs.

Retomando el tema de este artículo, y acercándonos más a nuestra época, el mundo de la informática ha aportado muchísimo al de la iconografía. Muchas personas desconocen el origen o las historias que hay detrás de los más famosos iconos, por eso, ahora te las contamos.

Iconos populares

Diseño Iconos

Compartir

El icono de “Compartir” nació en diciembre de 2006, creado por Alex King y comprado por la compañía “ShareThis” (significa “Comparte Esto”, y si quieres compartir este artículo también nos viene bien).

La idea detrás de este icono es la de mostrar que tienes una idea y la compartes con otras dos personas, de ahí las tres pelotas conectadas.

Si bien se hizo muy popular, a medida que pasó el tiempo cayó un poco en desuso, ya que marcas como Apple, Microsoft y Android desarrollaron iconos propios para la misma función.

Play

¿En qué momento un triángulo orientado a la derecha, se transformó en sinónimo de reproducir?

A decir verdad, nadie sabe. Si bien hay artículos que dicen que este icono apareció en la década de los sesentas, no hay nada que lo confirme exactamente, de hecho lo único en lo que se está seguro es que no proviene del mundo de la computación, sino al de los reproductores de cintas (se lo asocia a una flecha con la que se indicaba hacia qué lado debían reproducirse).
La realidad es que de alguna manera, ha resistido al paso del tiempo y fue incorporado por todas las culturas haciendo que hoy, donde lo veas, entiendas que significa iniciar.

USB

Es probablemente el Beatles de los iconos. Se encuentra en todos los dispositivos importantes, desde hace no menos de veinte años.
¿Qué significa? Si se ponen a analizarlo, combina tres formas básicas (un cuadrado, un círculo y un triángulo) conectados por líneas. Esto simboliza su funcionalidad ya que permite conectar una gran diversidad de productos.
Un detalle curioso, su forma se asemeja a un tridente, en honor al dios Neptuno.
Otro dato curioso, el logo original de “USB” NO-SE-PARECE-EN-NADA-AL-ICONO (claramente el icono es mucho mejor).

Encender (POWER)

-¿Cómo se enciende?
-Presiona el botón de encendido.
-¿Cuál? ¿Dónde?
-Ése, el del círculo con el palito. 

¿De dónde salió? Su historia es interesante. Durante la Segunda Guerra Mundial los ingenieros utilizaban un código binario para indicar el estado de distintos aparatos. 1 significaba encendido, 0 apagado.
En 1973 la comisión de electromecánica internacional combinó ambos dando origen al ícono que conocemos hoy, pero para indicar cuando un aparato está en estado neutro.
No fue hasta que el “Institute of Electrical and Electronics Engineers” (Instituto de Ingenieros de Electricidad y Electrónica) decidieron que el término era muy vago y por ende hicieron que el icono represente encender.

Un icono puede dejar una marca muy importante en el mundo, porque nos ayuda a entendernos más entre nosotros. Simplifican y sintetizan  conceptos. Ayudan a una comunicación más universal alejando la barrera de los idiomas

Son muy importantes, y a la hora de diseñarlos hay algunos tips que puedes tener en cuenta.

Simplifica

Piensa que suelen ser pequeños, por eso, mientras más simples, mejor.

¿Para qué funcionarán?

Un icono es una unidad de información básica. Le da una indicación al usuario. Idealmente, este tiene que poder comprender lo que queremos indicarle a simple vista.

Piensa en un sistema

Los iconos en general funcionan en un conjunto, cada diseño tiene que tener algún tipo de relación con los demás. Comparten un mismo estilo, porque son una parte de un todo (por eso en Flaticon siempre encontrarás los mejores packs de iconos)

Evita la literalidad

Juega con los colores

Los colores pueden brindar más información y esto nos ayuda a sintetizar mejor lo que queremos representar. 

El mundo de los iconos es muy rico y para muchos, es como un arte. 

Para que puedas crear los tuyos, necesitarás buenos materiales con los que trabajar, por eso, aquí tenemos algunas cosas para ayudarte a hacerlo.

Y para tí, ¿cuál es el ícono más icónico de todos?

Por Nico

Compartir:

Comentarios